El vigilante del fiordo de Fernando Aramburu

Prefiero leer novela a leer relatos. La novela me atrapa con sus personajes, con sus diálogos, descripciones y con una historia entramada durante buen número de páginas. Sin  embargo, rara vez un relato logra provocarme esa sensación de complicidad con los personajes y con las situaciones que viven.  Sabiendo del éxito que Fernando Aramburu está cosechando con su novela “Patria”, decidí leer un libro suyo (para comprobar si su forma de narrar me gustaba) mientras esperaba a que “Patria” cayera en mis manos, optando por un libro de relatos titulado “El vigilante del fiordo”.

el-vigilante-del-fiordo_9788483833261Título: El vigilante del fiordo

Autor: Fernando Aramburu

Fecha: 2011

Ficha editorial

Sinopsis: El «vigilante número 155» es un hombre de mediana edad destinado a una inhóspita cabaña solitaria, en las orillas de un fiordo noruego, con la misión de alertar de la presencia de terroristas en la zona, por lo que debe permanecer día y noche ojo avizor. Esa situación de pesadilla, íntimamente relacionada con el enloquecedor sentimiento de culpa que asedia a un funcionario de prisiones, conforma la atmósfera claustrofóbica del relato que da título a este excepcional libro de cuentos. Y algo de esa angustia provocada por el terrorismo se reconoce también en «Chavales con gorra» donde el miedo empuja a un matrimonio a huir de ciudad en ciudad, o, ya en su máxima expresión, en «Carne rota» un mosaico impactante a partir de las vivencias de varios personajes en la tragedia del 11-M. Otras conmociones más íntimas se recrean en la historia del adolescente que descubre la catadura moral de su padre durante unas vacaciones; en el personaje que se encuentra cada día con el dolor de una mujer que llora en una estación de metro, o en el que asiste a su propia muerte.

Opinión

Me han gustado las 8 historias que nos cuenta Aramburu en este libro. Esta vez sí que un libro de relatos ha logrado conmoverme y hacerme sentir cerca las historias y a los personajes. Con una maestría absoluta, el autor nos describe situaciones angustiosas y vidas desoladas, que transmiten y te hacen partícipe de la tristeza que desprenden los protagonistas. Muchos de las historias tienen como punto común  el giro de vida que sufre una persona cuando ha vivenciado un ataque terrorista.

Hoy dejo una opinión muy breve porque me resulta difícil hablar de cada uno de los relatos y dar una opinión más extensa del libro. ¿Lo recomiendo? Sí! Es un 5 estrellas de los relatos (y eso que no es un género que me atraiga).

Así que, sabiendo que “Patria” trata el tema del conflicto vasco y de que Aramburu es un excelente narrador de sentimientos “incómodos”, estoy segura de que su última novela me va a cautivar.

 

A memoria da choiva de Pedro Feijoo

Dejé de leer libros en lengua gallega por el agobio que me generó, hace años,  una novela que me obligaba a releer cada párrafo varias veces y a consultar el diccionario otras tantas. Leí y releí unas 20 páginas, pero al final decidí abandonar, frustrada,  porque no estaba disfrutando nada con la lectura y porque la sensación de que mi nivel y el vocabulario de mi gallego “escolar” era muy bajo no dejaba de rondarme la cabeza. Nunca más volví a interesarme por la literatura gallega, no conseguía asociarla a “ocio”,  hasta este año que, decidida a leer más novelas,  me apunté al reto de lectura 2017 de Librópatas.

Una de las premisas de Librópatas consiste en “leer un autor publicado por una editorial de tu región”. Decidida a cumplir el reto, me lancé a buscar en “Galiciale”, plataforma de préstamos de libros electrónicos de las bibliotecas públicas gallegas, una novela que  cumpliera con Librópatas y, a ser posible, de género policial, novela negra o thriller, porque ya tendría  terreno ganado en cuanto a mis gustos. Tras leer el argumento y ver la portada , no lo dudé: A memoria da choiva era el libro que estaba buscando!xg00210501

  • Título: A memoria da choiva
  • Autor: Pedro Feijoo
  • Año: 2013
  • Ficha editorial

Sinopsis: Cuando Xosé Carneiro, conocido psicoanalista y polémico colaborador televisivo, aparece asesinado en su piso de la calle República de El Salvador, dos son las cosas que llaman la atención del periodista Aquiles Vega. La primera es la brutalidad, la violencia extrema con la que el crimen ha sido llevado a cabo. La segunda, ese detalle que no encaja en la escena: una extraña pieza de hierro clavada en el corazón.
Pero la de Carneiro no es más que la primera de una serie de muertes, que dará comienzo a una carrera contrarreloj en la que, ayudado por la profesora Sofía Deneb, Aquiles tendrá que dar respuesta a muchas cuestiones:
¿Cuáles son los verdaderos motivos ocultos tras cada crimen? ¿Qué relación guarda cada una de las piezas que componen este peligroso rompecabezas con la enigmática figura de  Rosalía de Castro? Y, sobre todo, ¿quién es Adriano?

Mis mini reflexiones sobre la novela

A memoria da choiva me ha producido una doble felicidad. Por un lado, me ha permitido reecontrarme con la literatura gallega: la lectura en idioma gallego me ha resultado fácil, divertida y  cercana (no se parecía en nada a lo que he contado en el párrafo anterior). He disfrutado mucho no, muchísimo! Y me ha descubierto un panorama literario lleno de novelas y autores interesantes que me estaba perdiendo .

Por otro lado, la novela me ha atrapado por varios motivos:

  • Los personajes son diferentes a los de las novelas de crímenes (que suele protagonizar un policía atormentado por su pasado). En esta ocasión, el protagonista, Aquiles, es un periodista, y su compañera de aventuras, Sofía,  es una profesora.
  • La historia se desarrolla por las calles de Santiago, con visitas a Padrón, Vigo, A Coruña… Conocer de primera mano todos esos lugares y poder imaginarme a  Aquiles y a Sofía paseando por esos lares, le ha dado un plus a la novela.
  • El uso del personaje de Rosalía de Castro para entramar toda la historia me ha fascinado de tal forma que he tenido que buscar información de Rosalía para conocer de forma fiel su importancia como valor literario (y, lo confieso, para cotillear sobre su vida personal).
  • El cambio de narrador en algunos capítulos, pasando del punto de vista de Aquiles al punto de vista de Sofía describiendo los mismos hechos, permite descifrar mejor  los sentimientos de los personajes.
  • Los giros de la novela llevan a “sospechar” de muchos de los personajes (o de casi todos), por lo que la alerta se mantiene hasta al final de la novela. La historia va in crescendo porque a cada capítulo se suman nuevos datos y personajes que van  complicando (o facilitando, según se mire) la resolución del caso.
  • Los nombres y apellidos usados para los personajes de la novela son originales y  divertidos:  Aquiles, Napoleón, Ariel, Dorian,… .
  • El personaje de Sofía no es el  de una mujer perfecta, amable, comprensiva, enamoradiza… sino que transpira cierta altanería y soberbia, hasta el punto de caer mal.

La novela está traducida al castellano y publicada por Versátil ediciones, desde cuya web se puede acceder a la lectura de las primeras páginas del libro.

Es una novela adictiva, totalmente recomendable.  5 estrellas!

La carne de Rosa Montero

Leer a Rosa Montero es como comer chocolate, antes de probarlo ya sabes lo mucho que lo vas a disfrutar. Su novela La ridícula idea de no volver a verte me conquistó con su narrativa cercana y generadora de sonrisas, así que me lancé a la lectura de La carne esperando reencontrarme con la Rosa Montero que yoport_la_carne tenía en mente y puedo afirmar que ahí estaba ella, esperándome!

Enlazo un par de reseñas publicadas en dos diarios nacionales sobre la novela  y una entrevista a Rosa Montero:

Sinopsis: Una noche de ópera, Soledad contrata a un gigoló para que la acompañe a la función y así poder dar celos a un examante. Pero un suceso violento e imprevisto lo complica todo y marca el inicio de una relación inquietante, volcánica y tal vez peligrosa. Ella tiene sesenta años; el gigoló, treinta y dos.

Mi opinión: Soledad, la protagonista, es una coctelera donde se mezcla la melancolía, el miedo y una buena dosis de simpatía, lo que provoca que te encariñes enseguida con su personaje. Soledad te hace sentir pudor, vergüenza, reflexión y rabia a medida que avanza la historia porque representa esos aspectos que la sociedad quiere hacernos creer que no son correctos: vivir sin pareja,  no tener hijos, enamorarse de alguien más joven, sentir deseo sexual más allá de la treintena… Yo, que soy una férrea defensora de que cada uno viva como quiera vivir, sin dejarse guiar por el qué dirán y ni por el patrón de lo que la sociedad dicta que hay que hacer, me he identificado mucho con Soledad y sus sentimientos.

 Adam, el otro protagonista, es joven, guapo, decidido y soñador. Un buen contrapunto para  el personaje de Soledad.

Una de los aspectos que más me ha gustado de la novela son los datos, que se cuelan en la historia, sobre diferentes escritores denominados “malditos”, y que sirven para hacernos una idea más  acertada de las virtudes y defectos  de los protagonistas.

La novela se deja querer, su lectura es muy entretenida. Si te gusta Rosa Montero, La carne es un valor seguro. Le doy 5 estrellas.

El silencio de la ciudad blanca de Eva García Saénz de Urturi

Hace unos años comencé a leer novela negra, novelas con tramas policiales, con asesinatos, desapariciones y detectives. No era un género que llamara especialmente mi atención,   pero  abportada_el-silencio-de-la-ciudad-blanca_eva-g-saenz-de-urturi_201601271223urrida de tantos años de lectura sobre la vida cotidiana me lancé a descubrir el que en estos momentos es el género que más me entretiene. No quiero desvelar la trama de la novela, así que en la ficha editorial se puede acceder a la sinopsis y a la lectura del primer capítulo.

  • Título: El silencio de la ciudad blanca
  • Autora: Eva Gª Saénz de Urturi
  • Año:    2016
  • Ficha editorial

Cuando comencé la lectura de la novela, pensé: otra novela protagonizada por un policía infeliz atormentado por su pasado, ¡qué original!. Sin embargo, el ritmo de la historia, la forma ágil de narrarla, la ambientación real y los personajes no tardaron en cautivarme.

La historia se desarrolla en Vitoria durante las fiestas de la Virgen Blanca con un sinfín de referencias a nombres de zonas, monumentos, calles, pueblos… Yo he disfrutado mucho con las descripciones y la ambientación de la novela sin conocer Vitoria, así que imagino que quién tenga referencias reales para situar la acción lo habrá disfrutado el doble. Sólo he leído una novela ambientada en mi ciudad, Apocalipsis Z, y la posibilidad de recrear e imaginar lo que lees con el paisaje que estás viendo por tu ventana es una sensación muy interesante.

Sobre la forma de narrar, la autora me ha parecido muy ágil y directa construyendo una novela a base de capítulos cortos pero con contenido y diálogos interesantes. Los personajes están bien construidos y resultan reales y cercanos, a pesar de recurrir a los mismos tics de los personajes del género policial. La relación profesional y personal que se establece entre los dos protagonistas, Unai y Alba, es uno de los aspectos que más me ha gustado de la novela, sobre todo el tono que mantiene una de sus últimas conversaciones (pero como no quiero desvelar nada, no digo nada más).

Si le tengo que poner un pero a la novela sería el de que al principio me costó adaptarme a los nombres con apellidos larguísimos y a tanto nombre de calle, pueblo, monumento.

Recién acabada la novela y con el cariño que le he cogido a los personajes, me siento incapaz de empezar una nueva novela, ¡siento que los traicionaría!. No sé si a alguien más le pasa esto, pero yo voy a necesitar un par de días para no tener sensación de que ya me he olvidado de ellos y les estoy siendo infiel.