Fábula asiática de Rodrigo Rey Rosa

Sinopsis: Rubirosa, un escritor mexicano, visita en Tánger a un viejo amigo que le confiesa que su hijo Abdelkrim se encuentra en apuros y le confía una bolsa con varios casetes de audio en los que se relata la historia del muchacho marroquí, un joven prodigio de las matemáticas y la tecnología becado en una universidad de Estados Unidos y seleccionado para seguir un programa especial de la NASA. Junto a los casetes, también recib9788420425429e una tarjeta de memoria con documentos en árabe que deberá decodificar. A medida que penetra en la historia de Abdelkrim, descubre que está siendo perseguido y que se encuentra en el centro de una conspiración planetaria.

  • Título: Fábula asiática
  • Autor: Rodrigo Rey Rosa
  • Año: 2016
  • Ficha editorial

Investigando al escritor, Rodrigo Rey Rosa, descubrí que es guatemalteco, pero que residió en Nueva York y en Tánger. De esas vivencias, deduzco, proviene su conocimiento de Marruecos y la descripción de calles, edificios y escenarios de la historia, así como del uso frecuente de expresiones y palabras árabe marroquí que hay en la novela.

En Fábula asiática la historia comienza lenta,  pausada ( y algo confusa para mi gusto mientras no logré situar a los personajes)  para ir ganando en suspense a medida que el protagonista comienza a conocer en detalle la vida de Abdelkrim. Supongo que ese cambio de velocidad narrativo responde a lo que quiere contarnos Rey Rosa con su fábula: una situación tranquila como una visita a un amigo puede degenerar en un descontrol del que desconocemos el destino.

La novela nos cuenta la vida de Abdelkrim, un chico marroquí cuya inteligencia le permite entrar a trabajar en la NASA, pero que  no es el único que ha abandonado su país para adentrarse en los Estados Unidos, ya que pronto entabla amistad con un chico griego. Rey Rosa aprovecha la nacionalidad de Abdelkrim y la de su amigo para reflexionar sobre hechos actuales como la crisis de los refugiados en aguas griegas, los atentados de París o de Bruselas,…y que dejan en entredicho el comportamiento humano.

Lo puntúo con 4 estrellas sobre 5 por la originalidad de su argumento y porque el final de la historia me provocó una sonrisa y una pregunta: ¿y si fuera posible, qué pasaría?

Zapatos italianos de Henning Mankell

Zapatos italianosLeí este libro por recomendación de un amigo que me contó lo mucho que lo había disfrutado y sentido, hasta el punto de emocionarse durante su lectura. No voy a negar que sentí curiosidad cuando me contó el argumento; curiosidad que aumentó ante el título, Zapatos italianos, y que se acrecentó cuando me dijo que el autor, Henning Mankell, era el mismo que el de la saga policial del inspector Kurt Wallander.

  • Título: Zapatos italianos
  • Autor: Henning Mankell
  • Año:    2007
  • Ficha editorial

Mi primera impresión  al acabar la lectura se resume en un “ni fu ni fa”, me faltó el “enganche” que me generan algunas novelas y no logré “encariñarme” con ninguno de los personajes. Sin embargo, cuando decidí que quería iniciar un blog para comentar mis lecturas y empecé a indagar en cómo se escribe una reseña, mi opinión respecto a Zapatos italianos cambió. Reflexionar sobre la historia, los personajes, la trama y el tema que nos quiere transmitir Mankell hizo que empezase a descubrir puntos interesantes de la novela que no supe valorar durante la lectura.

Me ha gustado como se presenta el tema de la soledad en la novela. Cada personaje presume o padece la soledad de diferentes formas. El protagonista, Fredrik, vive una soledad voluntaria que le permite refugiarse de sí mismo, Harriet sufre una soledad obligada, Louise elige la soledad del bosque como forma de vida, el zapatero italiano se aisla buscando el silencio. En todos los personajes que aparecen en la novela se podría hablar de cierta soledad, acrecentada por el paisaje frío y húmedo de la Suecia más rural. Vivimos en una época que interpreta la soledad como una circunstancia negativa de la vida, sin embargo en la novela no todas las soledades que aparecen son negativas.

Otra idea que me ha transmitido la novela es la de que la vida puede cambiar en cualquier momento por circunstancias que no podemos controlar y de que esos cambios pueden ser maravillosos (reencontrarse y hacer las paces con el pasado, conocer nuevas personas,empezar a ver a personas que tenemos al lado pero que por algún motivo no vemos…). La vida cambia,  igual que se puede transformar un pedazo de piel con unas mediciones precisas del pie en unos maravillosos zapatos italianos.

Me hubiera gustado más profundidad en los personajes de Fredrik y Harriet. En algunas escenas, la narración se paraba justo en el momento más especial o sentimental y daba la sensación de que los personajes podrían haber dicho/hecho/aportado algo más. Tampoco me ha convencido el personaje de Louise porque no lo he entendido; así como los otros personajes me resultan creíbles, el de Louise no, ni su forma de vida, ni sus rencores, ni sus propósitos me encajan bien en esta historia.

A pesar de no haberme “enganchado”, también agradezco de vez en cuando leer libros que no me tengan despierta hasta las tres de la mañana y deseosa de que llegue el día siguiente para continuar la lectura.

Con esta nueva valoración del libro, he pasado del “ni fu ni fa” a poner en mi lista de pendientes para este año Botas de lluvia suecas, libro publicado en el 2016 como continuación de las aventuras de Fredrik.